Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

lunes, 10 de diciembre de 2012

¡Suecas!

Y  llegaron las suecas con sus pezones al aire y nalgas al sol, alejadas de vestidos abotonados de cuello a tobillo, y con esa facilidad con que se prestaban al magreo de unos pechos siempre generosos. ¡Fuera carabinas o vergüenzas!
Las suecas disfrutaban. Sin recelo eclesiástico. Sin pudor de género.
Deslumbrados todos por la revolución carnal a la que no tuvieron acceso en una adolescencia casi frígida, nadie prestó atención a la cruz de toda moneda. Los políticos ocultaron la letra pequeña. Obviaron el coste de equiparar un país de mojigatos y analfabetos al desarrollo de primera línea, olvidaron calcular los intereses de tanto préstamo disfrazado de ayuda, creyeron la utopía de una moneda única que igualaba economías ricas y pobres. Soñaron que sólo aquí existirían agostos de sol y playa y se afanaron en no dejar orilla sin moles de apartamentos y paseos marítimos salpicados de palmeras MarcaEspaña. Como en un cuento de hadas; insostenible credulidad, pienso ahora. Pero a futuro es fácil pensar.
Quizá si entendemos que aquello se firmó por hombres no acostumbrados a sentar sus culos peludos en importantes despachos de Bruselas; políticos cuyas neuronas babeaban rememorando paseos en playas de Torremolinos o Benidorm buscando a cada paso el brillo de pechos aceitosos; inmortalizando tetas suecas como paisaje de fondo en fotos de familia con las que hacerse pajas los días en que a la parienta le dolía la cabeza de tanto niño que criar. Idiotizados por flujos eróticos firmaron cláusulas quiméricas. Quizá el grito de – ¡suecaaas!- sea clave para entender el origen de tanto desatino e incapacidad de una clase bipolítica que ya es más eterna que Franco. La dorada moneda de cuento enseña ahora su cruz de sombra gamada, la letra pequeña revela un coste imposible. Pero, ¡qué coño!, esto no va con ellos, los sacrificios son cosa del pueblo. Los culos políticos viajan en primera y practican el destape en SPA.   
 
Que la chapa os acompañe...

YeyéMachine Chapas

martes, 4 de diciembre de 2012

Próxima entrega: “Se ha escrito un crimen”.

Cuando una comisión de investigación nace con vocación de fraude es algo perverso. Juegan en un tablero trucado, ajustado a reglas de políticos resbaladizos que como en el cole señalan con el dedo a otros culpables. Mientras, obligan a familias rotas por un dolor inhumano a ser testigos presenciales de un capítulo más del teatro del absurdo (donde los políticos han dejado en paro a los actores). Si Jessica Fletcher husmeara entre los círculos de la Botella y sus secuaces del Ayuntamiento desvelaría responsables con nombres, cargos y apellidos en su próxima entrega: “En el Madrid Arena, se ha escrito un crimen”

Que la chapa os acompañe...

YeyéMachine Chapas

viernes, 9 de noviembre de 2012

He descubierto América: los culos peludos no son inútiles.

En casa se ve el fútbol, juegue quien juegue, ya sea la Liga española, esa que ahora lleva nombre de banco - que no hay nada que su dinero corrupto no pueda comprar y quien diga lo contrario miente, sea de derechas o izquierdas, sindicalista o monárquico, (parece mentira pero alguno queda) -; pues eso, que en casa se ve el fútbol, en todas sus dimensiones, alevines incluidos si la rara ocasión se admite en pantalla. Pudiera ser motivo de divorcio teniendo en cuenta que solo hay un televisor. Pero fui inteligente y en lugar de discutir opté por aprovechar esas noches para retomar libros que años atrás devoraría en días, semanas máximo y ahora son casi eternos. No hay tiempo de leer. Sólo ese rato. Y cuando llega, la rotura física y mental es absoluta, aguantas unas líneas, la vista se emborrona, las letras bailan, el libro cae sobre tu pecho. Duras lo que un corte publicitario. Jamás pensé que la madurez se cobraría el placer de leer. De niña creía que los adultos leían mucho. Eso creía. Ingenua.

Pero el otro día, mientras mi marido veía orgulloso al Atlético de Simeone, casi diría que enamorado de Falcao, yo aproveché para sumergirme en la apasionante historia del Holocausto Español de Paul Preston, tumbada en el sofá, con mantas hasta la barbilla. Es un libro sembrado de datos, nombres, situaciones políticas complejas y requiere concentración. Escucho entonces un pitido, dos segundos y otro, ahora el ruidito de las teclas, otro pitido, más teclas, más pitidos, como si quisieran pisarse unos a otros en la loca carrera por desquiciarme. Levanto la vista de mi apasionante libro para observar cómo mi marido escribe whatsapp como un adolescente compulsivo.

-         Juanito, ¿qué haces? ¿No estás viendo el fútbol? Deja el puto teléfono tranquilo. (A las lectoras de Esther y su Mundo: Sí. Me casé con Juanito. Esther sigue soltera)

Me responde otro pitido, a continuación varios pitidos seguidos como si hasta sus colegas whatssapperos se estuvieran mofando de mí.

Llega el momento de llamarle Juan, ya no es Juanito.
-         Juan, por favor. Por lo menos siléncialo y no molestes.

Responde un escueto no sé cómo se hace sin levantar la vista de la pantalla del móvil. Sigue tecleando. Se ríe. Qué gracioso es el cabrón este, murmura. Al rato me levanto sin abrir la boca. Tiro las mantas sobre su mano, se le cae el móvil. Suelto una retahíla de amables comentarios, agarro su móvil como si fuera el rabo de un demonio y lo escondo en el lugar más insospechado de la casa.

Me voy al cuarto con el apasionante libro que posiblemente sea uno de los que se hagan eternos y termine de leer en otra vida, (a esas horas mi mente rota solo asimila novela negra, relato corto o una de esas obras delicatessen que no son fáciles de encontrar). Me tumbo, abro el libro, mi pecho se agita en un respirar entrecortado, las aletas de la nariz intentan inhalar el cabreo, veo palabras pero mi mente no lee, descuartiza lo que a mis ojos es una actitud egoísta, adjudica sinónimos a otros detalles desperdigados aquí y allá hasta agotar la memoria. La máquina femenina de pensar se pone en marcha. Se calienta. Estalla en una clara conclusión. Ingenua como de niña. Engañada siempre. Mujer estúpida. Culos peludos que se sientan en el sofá y abusan de la cuidada mentira con la que crecemos: pobres inútiles que no saben hacer dos cosas a la vez. No lo hacen aposta. No saben. Son inútiles. Eso te hacen creer, eso crees, eso creen sus madres y así les crían, como constreñidos que sólo pueden abarcar una única tarea. No les pidas más. Si quieres que su culo peludo se siente en un buen sofá en el trabajo no puedes distraerle con nada más, ni problemas, ni hijos, ni compras, ni colegios, ni casas que limpiar. Pobres, son limitados. Y así, cuando se concentran, ellos, que no saben, consiguen superar a la mujer incluso en su territorio y se convierten en genios de la cocina, la belleza o la moda.

Falacias. Saben. Pueden. Pero son más listos. Nos hacen creer lo contrario, nos tienen contentas porque asumen sin rechistar nuestra superioridad intelectual y emocional y mientras, nosotras asumimos lo que ellos, pobres culos peludos inútiles, no saben hacer. Y cuando nos damos la vuelta, imagino cómo se descojonan tocándose los huevos también peludos.

domingo, 7 de octubre de 2012

Juventudes Merkelianas.

Con la superioridad de raza impresa en su ADN implantan el duro rescate, inexorables a la sed del sometido; arrojan orina a quien necesita agua.


Fotografía: Alberto Cubas. 



Vendo miseria


Paraje de ilusiones rotas, vidas hundidas en fangos de deuda. Dinero estéril hipotecado en viviendas fantasmas donde el color se extinguió


Marzo 2014: Sala de Exposiciones de la Biblioteca del Campus María Zambrano de Segovia (Plaza del Alto de los Leones de Castilla s/n Segovia)
Octubre 2013. Centro Cultural Gloria Fuertes, avenida de Logroño, 179. Madrid
Link entrevista en RNE, El ojo crítico 11-10-2013 a partir del minuto 36:

@RitaRelata

viernes, 28 de septiembre de 2012

Viejos lúcidos.



Cuando conocí a Carrillo descubrí que los sabios podían ser calvos y no tener barba, ni larga, ni blanca. Y que incluso fuman. Su discurso fue sereno, aprovechaba ciertas pausas para encontrar esa palabra, ese ejemplo que todos pudiéramos comprender. Alentaba la curiosidad de los comensales escuchando con un grado de atención que a veces parecía derivar en estados de somnolencia. Algunos lo achacaron a lentitudes de viejo. Pero yo intuía que su concentración se debía a la búsqueda exacta de una respuesta inteligente, siempre lúcida, sin excesos oratorios ni complejidades filosóficas. Me impresionó su capacidad de desmenuzar política e historia en pequeños episodios relacionados entre sí, con consecuencias y efectos directos unos sobre otros, otros sobre unos, como un todo condenado a entenderse para sobrevivir. Alguien alabó su lucidez, a su edad, pasaba entonces los 80 años. Carrillo sonrió, dijo que precisamente eso es algo que llega con la edad.

Me pregunto cuánto viejo lúcido espera que llegue su hora malviviendo en residencias que apestan a lejía y verduras cocidas. O en su propia casa al cuidado de alguna interna que sólo la necesidad le obliga a aceptar un trabajo que no hay sueldo que lo pague ni amor que lo aguante. Viejos lúcidos sometidos al silencio de los días sin visita. 

Me pregunto a quién le importan sus guerras o sus batallas, las mismas que conquistaron el grado de libertad y desarrollo  que hasta hoy hemos disfrutado, con sus derechos sociales, sus vacaciones y sus pagas extras.

Me pregunto si no tendrán ellos algo que aportar a esta situación en la que nadie parece entender nada.

En su última entrevista Carrillo dijo cosas como que el mundo no puede seguir gobernado por el sistema financiero, que de los mercados no se puede esperar ninguna iniciativa inteligente a nivel humano, sólo sirven a la ciencia económica, a la ideología del sistema financiero del régimen de mercados. Dijo también que lo que está pasando y lo que va a pasar con esta política, ha legitimado en la historia más de una revuelta popular y que la gente salga a la calle no en la forma civil y respetuosa de las leyes con las que ha salido hasta ahora, sino con la voluntad de cambiar una situación política y económica que se hace ya insoportable. Dijo que la población no va a tolerar impunemente que se nos haga retroceder. Eso dijo. Palabras que casi me parece oír de labios de mi abuela, las tardes de visita en las que me cuenta lo que le recuerdan estos días de protestas y manifestaciones a las revueltas populares de los días previos a la guerra.

Entrevista a Carrillo:

jueves, 2 de agosto de 2012

Malos olores

A todos los profesionales de RTVE que han hecho que sintamos orgullo de cómo invierten nuestro dinero.
Especialmente a Toni Garrido,  al sueco y a todo el equipo de Asuntos Propios.



Puse el televisor, conecté con los JJOO, seguíamos sin medallas. Cierto olor a podrido me distrajo. Deduje que mi hija habría escondido el pescado de la noche anterior haciéndome creer que se lo había comido todo, todo. No encontré nada. Cambié de canal buscando los consejos de Supernanny y el olor desapareció. Quizá fuera algún vecino. Una basura mal cerrada, pensé, hasta que pude comprobar que cada vez que sintonizaba TVE el olor se hacía más y más penetrante.

Una noche me refugié en el Mentalista, el hedor volvió a desaparecer. Las dotes asociativas de Patrick Jane despertaron mi inteligencia (casi siempre en pausa a esas horas). El Lacoste me dio la clave.  La comisión especial de RTVE para los JJOO sonríen a cámara  uniformados con polos y camisas Lacoste, de diferentes colores, eso sí, muy monos, bordados con las siglas de RTVE y de los JJOO. Serían esas asociaciones del inconsciente de las que hablan en Redes, pero el símbolo del Lacoste me condujo a distinguir el hedor de la mentira de un gobierno que se comprometió al consenso, la realidad ha sido un cambio de ley que me permite elegir a mí sin ti y coloco a fieles bastardos que apestan a propaganda y destilan efluvios de sesgo y fiscalización.  Esos olores se mezclan con el sudor  de una plantilla avalada por más de 200 premios y excelentes resultados en audiencia, cuyo potente aroma a orgullo es ahora el tufillo a mala hostia de quien ha votado contra el nombramiento de su nuevo jefe o el vulgar olor del miedo de una caza de brujas. Huele la tristeza de quienes sintonizan la voz de sus días y encuentran los silencios de Juan Ramón Lucas, Toni Garrido o Pepa Fernández, el desánimo de los que escudriñan R3 en busca de sintonías que quizá ya no encuentren un altavoz como Lara López, huele la soledad de los que ya no cenan con Pepa Bueno, y esta mañana me dio la impresión que en Los Desayunos el café ha empezado a oler a achicoria. Tantos olores mezclados con Lacoste, que  hace mucho que huele a estética trasnochada, esencia de facha involucionado con tufo a quiero y no puedo. Un resultado nefasto. No había misterio. El proyecto de la nueva RTVE apesta y su hedor traspasa pantallas. Malos olores que los madrileños intuimos ya hace años, ¿o es que nadie se ha preguntado el por qué de la anoevolución de las audiencias de Telemadrid?:
Fechas
Cadenas
Mmin*
Cuota de pantalla
 Año 2004
TELEMADRID
32,3
14,9
 Año 2008
TELEMADRID
22,1
10,5
 Año 2011
TELEMADRID
14,2
6,4
Año 2012
TELEMADRID
13,6
5,9

Promedio minutos vistos / día



Fuente Kantar Media ( Ind.+ 4 años C. Madrid)

miércoles, 11 de julio de 2012

Bienvenidos a la #RepúblicaIndependientedelaPeseta.

El vampirismo sistémico gana la batalla de los impuestos, otra mordedura en la yugular económica de cada uno de nosotros, nos chupan tres puntos más de una sangre ya exigua, hambrienta de un pequeño lujo con el que digerir el miedo o la preocupación de criar hijos sin futuro. Otra mentira, otro recorte, misma realidad: el pueblo paga por los abusos de vampiros que habitan cuevas bursátiles y se sientan en el congreso y se esconden tras la dirección de empresas. Palabras repetidas. Sus corbatas aburren. Sus rostros anulan las ganas de follar. Su aliento apesta a sangre ajena. Eso pienso cuando leo que en Torrelodones un grupo de vecinos autogestiona el ayuntamiento y ha conseguido superávit. Pequeñas realidades que suceden aquí y allá, puede que indiquen el comienzo de otra era. Contenta, decido darme un pequeño lujo. Me tomo una copa (en el bar de abajo que es barato). Seguramente, lectores incrédulos, pensarán que les tomo el pelo, o que estoy borracha, pero no, es ella. Escucha mis penurias, la agonía de no llegar a fin de mes, me limpia el llanto, reconozco su tacto entre mis manos, su olor a tortilla de patata y tinto de verano, a sudor de mineros.
Me abraza y me dice:
- Rita, he vuelto para quedarme. Bienvenida a la #RepúblicaIndependientedelaPeseta.
http://www.20minutos.es/noticia/1327035/0/vecinos-torrelodones/superavit-ahorro/presupuesto/

jueves, 21 de junio de 2012

Premios KK: kreatividad en Krisis


Este blog mudo quiere premiar la kreatividad de las voces kagadas, perdón pagadas, cuyo altavoz resuena en bloques publicitarios de televisiones y radios, vallas, mobiliario urbano, autobuses o pasillos de metro, periódicos digitales e impresos. Incluso en ocasiones escuchas su eco en el silencio del cine. A los mudos nadie nos paga. Pocos nos escuchan. No estamos expuestos ante millones de ojos críticos.

Sus voces, sin embargo, se repiten una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, y así miles de veces ante millones de individuos críticos. Tanta responsabilidad asusta. Cada palabra debe estar medida; cumplir unos objetivos de comunicación. En última instancia, vender, quizá cambiar hábitos o actitudes, en algún caso conciencias. Apenas en unos segundos, en media página de un diario, en el breve espacio de un cartel. Te lo juegas todo. Presupuestos de millones de euros convertidos en slogan con el que empapelarnos la vida.

Por eso cobran sueldos de banqueros. Es un trabajo importante el suyo. Domina el estrés. La prisa. Los resultados. Hoy vales, mañana no. Lo cierto es que en la vida real la responsabilidad se diluye. Los resultados pueden depender de tantas combinaciones de las tantas variables de la mercadotecnia; nunca se sabe. Como en bancos y gobiernos, si hay fracaso no hay responsables, si hay éxito sí, a mayor gloria del culo peludo de turno (que sigue ahí, sin moverse).

Hemos seleccionado los dos slogans que a nuestro juicio (mudo también) mejor combinan Kreatividad y eficacia. Mención especial debemos hacer al tacto exquisito que ambos demuestran con el entorno de Krisis que envuelve al grueso de una audiencia que quizá ha visto su anuncio mientras espera que el trabajo escuche la voz de su crudiculum.

Será porque la k está de moda o será simple kasualidad pero es la letra k la absoluta ganadora de esta primera edición de los premios KK. Tenemos doble ganador, tanto talento que no hemos sido kapaces de elegir entre nuestros dos kandidatos:

Con KK de BANKIA, por ser, posiblemente, el slogan más hiriente del mundo:
Todo un futuro juntos.

Con KK de NOKIA, por ser, posiblemente, el slogan más necio del mundo:
La música, si es gratis, suena mejor.

(El sentido común ha vuelto a NoKia y parece ser que retira su campaña ante la presión de otras muchas voces, en BanKia aún lo están buscando)



sábado, 16 de junio de 2012

Abusos, rescates y partidos de fútbol.

A Víctor y su pasión por el fútbol.

Estudiamos civilizaciones antiguas. Intuimos cierta similitud en los ocasos; cuando el abuso engulle los límites se consuma la perversión del sistema; llega la fase final, antesala de restos arqueológicos que evocan lo poderoso que fue.

El abuso, esencia del capitalismo. Inversores, analistas, políticos, banqueros, jueces, funcionarios, periodistas, incluso millones de ahorros anónimos que componen los fondos de inversión. Todos abusan. Más aún, devoran. Los débiles ya se tambalean. Irlanda, Portugal, Grecia, España. Pronto comenzará la cadena cuyo fin serán monumentales restos arqueológicos de la globalización. Pedimos fórmulas que posibiliten una transición controlada. Pero nos gobiernan marionetas cuyas manos dirigidas les imponen el uso de tiritas reutilizadas con el virus incrustado en sus pliegues. Préstamo que Rajoy denomina línea de crédito y alguna periodista avispada dice que no es tomate, que es rescate. Parece que será más rápido. Sólo unas horas de alivio. La prima de riesgo es ahora más virulenta, quién sabe qué más puede infectar.

Pero no estamos hundidos. Aún nos queda la Eurocopa.

Nos ahogarán sin crédito pero respiramos el genio de Iniesta. Destruirán más empleo, pero renacemos con el empeño de Torres. Subirá la prima de riesgo, pero tenemos la seguridad de Casillas. Y antes de caer estallará un balón de Fábregas o de Silva o de Llorente y romperá las redes de su portería y se comerán un gol. Y moriremos. Sí, pero en el campo de batalla, con las botas puestas, ojalá saboreando la victoria. Nos habrán hundido, despojados de todo. Ellos tendrán el poder del euro pero sentirán la envidia de nuestro regate. Pobres condenados a desear lo que no pueden tener: el toque de nuestro fútbol.

miércoles, 30 de mayo de 2012

Ciclogénesis anoeconómica: usureros de hoy en la #Bankia actual

Los mismos antropólogos que desarrollaron la teoría de la discutida Ciclogénesis anoevolutiva nos sorprenden con un nuevo trabajo donde analizan la evolución de la Bankia  profundizando en los puntos claves que han permitido el desarrollo de esa especie humana que en pocas décadas está devorando al mundo: los usureros.  Me limito a dejar aquí escritos los títulos de los ocho capítulos que componen su estudio puesto que en pocas palabras resumen la totalidad de sus investigaciones.
  1. De Monte de Piedad a Montaña de Perversidad.
  2. De Caja de Ahorros a Banco del Horror.
  3. De Obra Social a Estafa Nacional.
  4. De préstamos sin interés destinados a pobres  a hipotecas tóxicas y desahucios destinados a los mismos pobres.
  5. De la mejora de las condiciones de vida del proletariado a la ruina de la clase media.
  6. De la remuneración del ahorro al expolio de planes de pensiones.
  7. De Entidad de Crédito al Ente del Descrédito.
  8. De la prohibición y condena del usurero de ayer a la exhibición e indemnización del usurero de hoy: banqueros trajeados; políticos y ex políticos: parientes, amigos y amantes.

martes, 8 de mayo de 2012

Cimientos podridos



Vacío, columnas forradas de ilusoria consistencia; dentro sólo papel mojado, basura de activos tóxicos y deudas soberanas. Estafa sistémica.



Marzo 2014: Sala de Exposiciones de la Biblioteca del Campus María Zambrano de Segovia (Plaza del Alto de los Leones de Castilla s/n Segovia)
Octubre 2013. Centro Cultural Gloria Fuertes, avenida de Logroño, 179. Madrid
Link entrevista en RNE, El ojo crítico 11-10-2013 a partir del minuto 36:

@RitaRelata



sábado, 5 de mayo de 2012

Ciclogénesis anoevolutiva


Los resultados son preocupantes. Parece demostrado el inicio de una rápida regresión genética que inevitablemente alterará los finos rasgos del europeo de hoy para volver a las fisionomías toscas y salvajes de los antepasados de Atapuerca. Como todo cambio genético es consecuencia de una adaptación al medio. El medio, Europa, durante años confortable, en apenas media década se ha vuelto difícil, resbaladiza, imprevisible como lo era en aquellos días; hace 300.000 años, cuando teníamos rostro de cazador. Una apariencia adaptada al ciclo vital de matar, comer, sobrevivir. 

Hoy volvemos a ser cazadores, la presa es el euro,  las facciones se adaptan al nuevo ciclo vital cuyo último objetivo ha vuelto a ser el mismo: ganar, pagar, sobrevivir. Como adaptación al medio podría decirse que es una evolución. Pero es esta una evolución inversa, vuelve al génesis, podría entonces decirse que es una involución.

De ahí que los expertos hayan acuñado el término anoevolutivo para explicar lo que su palabra indica: ¡europeos, vamos de culo!

Fotógrafo: Alberto Cubas
www.fotoevento.org
www.imasdmasart.com

domingo, 15 de abril de 2012

Lo mejor de la semana.

Ayer me limpié el culo con la cara de Rajoy. Creo que también manché la cara de Rubalcaba. No lo pude evitar. Miré el trozo de papel tras limpiarme. Me entró un ataque de risa, allí mismo, en el cuarto de baño del kikekellerbar (http://www.kikekeller.com/), todo diseño, incluido el rollo de papel higiénico (http://www.elrollo.es/), inclinada sobre el inodoro, con las medias en los pies y el tacón aguantando como pudo. Todo un placer; literalmente, mearse en la clase política.
Sin duda, lo mejor de la semana.

jueves, 8 de marzo de 2012

¡Señores muevan sus culos peludos!

Podemos estar contentas. Hemos dejado de ser costilla para tener entidad propia, incluso con alma y hasta derecho a voto. Podemos firmar cheques y ser titulares de una cuenta. Y abortar (al menos hasta ahora). Hemos conquistado ciertos mundos laborales, ciertos puestos, otros muchos siguen siendo inaccesibles. Más en la universidad, mejores calificaciones, trabajamos más, ganamos menos, un 22% menos para ser exactos.  Innumerables estudios demuestran y confirman que la mujer aporta competitividad a la empresa, pero sólo uno de cada  diez puestos de dirección es femenino. He escuchado en la radio que el año pasado de 187 películas españolas tan sólo 19 fueron dirigidas por directoras. Pero señores del cine, siendo ustedes embajadores de la cultura, la justicia, el no a la guerra y tanta causa social y manifestación que ya ni me acuerdo.

Señores, les sugiero que muevan sus culos peludos y dejen sitio al talento femenino (y a sus nalgas infinitamente más bellas).

miércoles, 22 de febrero de 2012

Crudículum



A Alberto, fotógrafo excepcional, pero sobre todo, un tipo genial.

Luis
38 años
Pintor e ilustrador.
Licenciado en Bellas Artes.
Amplio currículum de premios y exposiciones.
Idiomas: Castellano e inglés.
Autónomo con poca actividad.

Presente
El presente muestra su cara siniestra. Desierto de oportunidades, laberinto de futuros negados y talentos perdidos por falta de uso.






Marcos.
44 años
Publicista. En paro.
Licenciado en Ciencias de la Comunicación.
Formación Postgrado en Comunicación Corporativa y Publicitaria.
Idiomas: Catalán, Castellano, Inglés, Holandés.

Futuro

Desde el paro  percibo la luz del ayer. Entonces todo era gris rutina. Hoy distingo un pasado lleno de matices. Se aleja, inalcanzable.






Pedro
35 años.
Científico. En paro tras 8 años dirigiendo proyecto I+D paralizado al ser suspendida la subvención. 
Doctor en Biología Celular y Molecular.
Idiomas: Castellano e inglés.


Miedo
Entre libros recupero seguridad, me cuentan secretos de origen y evolución, estudio, investigo; entonces soy. En la vida real me extingo. 





Anónimo.


Deseo
Bendita cárcel de cristal para observar el mundo desde arriba. Como ellos, con el culo pegado a una silla de oficina y el bolsillo lleno.


Mateo
32 años.
Licenciado en Historia del Arte.
Oposiciones a secundaria.
Idiomas: Vasco, castellano e inglés. Italiano nivel medio.

Esfuerzo

He llegado. He subido todos los peldaños, carrera, idiomas, nuevas tecnologías, oposiciones. ¿Por qué no avanzo? Sigo en el último escalón.




Ramón
58 años
Autodidacta
Empresario sin empresa.
Idiomas: Castellano

Desolación
Superviviente del tsunami económico. Me aferro a las ruinas de la mediana empresa. Llamo pidiendo ayuda. Nadie contesta. 





Arturo
52 años
Ex directivo. En paro.
Licenciado en Económicas
MBA Dirección de Empresas
Idiomas: Castellano. Inglés y Francés nivel medio.

Angustia
El dinero se huele. La ruina no. De repente deudas e hipotecas sobrevuelan mi cabeza cual losa asfixiante; estrechan el cerco. Me ahogo.





Marta
29 años
En paro.
Diplomada en Enfermería y Fisioterapia
Idiomas: Castellano e inglés. 

Esperanza.
Camino sobre cenizas de economía reseca. Mañana emigro. En Alemania espero pisar hierba fértil. Arrancaré una flor camino del trabajo.





Eduardo.
26 años
Contrato temporal.
Técnico superior en Mecatrónica Industrial.
Idiomas: Castellano. 


Resignación.
Contrato basura. Sueldo basura. Voluntario de noches y horas extra. Me quejo, pero respiro cada vez que es otro al que echan. 


Exposición: "El ojo tuítico: una reflexión fotuitgráfica" by Rita Relata y Alberto Cubas.
Abril 2014:  Ayuntamiento Palazuelos de Eresma (Segovia)
Marzo 2014: Sala de Exposiciones de la Biblioteca del Campus María Zambrano de Segovia (Plaza del Alto de los Leones de Castilla s/n Segovia)
Octubre 2013. Centro Cultural Gloria Fuertes, avenida de Logroño, 179. Madrid
Link entrevista en RNEEl ojo crítico 11-10-2013 a partir del minuto 36:

@RitaRelata

martes, 31 de enero de 2012

De príncipe apuesto a Rey Midas

Ocurrió en un país azotado por la crisis; un país de vocación republicana, donde por extrañas cuestiones históricas un dictador enano reimplantó la monarquía.

Llegaron tiempos aciagos para el pequeño reino que nos ocupa. La crisis ahogaba, el paro forzaba a  los jóvenes a emigrar o aceptar puestos de trabajo con horarios abusivos y sueldos irrisorios mientras sus jefecillos viajaban en coches de empresa, hablaban con iPhones de empresa, comían con cheques de empresa e incluso alguno abusaba de la becaria de empresa. Sucedió entonces que un miembro de la Casa Real  osó robar parte del oro del pueblo. El príncipe apuesto ingenió una burda trama de sociedades destinadas a fines sociales y mediante triquiñuelas financieras se apoderó de ingentes partidas de oro. El oro de enfermos crónicos y niños con cáncer, de hospitales y colegios; de necesitados y barrios pobres, ese oro.

En poco tiempo, la avaricia transformó al gentil príncipe en rey Midas atreviéndose incluso a adquirir un palacete que superaba las posesiones del propio heredero del reino. Aquello insultó al pueblo, irritó a la Casa Real, que le apartó de su lado y le llevó ante la justicia como a cualquier individuo. Para dar ejemplo y sofocar la ira del pueblo.

Pero la indignación ya hacía tiempo que había calado en un pueblo harto de políticos corruptos que salían absueltos mientras jueces honestos eran juzgados, dolido por las  indemnizaciones desorbitadas a quien los había llevado a la ruina, humillado por los desahucios en un reino plagado de viviendas vacías casi podridas de polvo y soledad.  

La población exigía justicia. Querían la cabeza de la princesa, amada esposa del príncipe ladrón. Ella también había comprado el palacete, también era parte de aquellas sociedades, algunos documentos llevaban su firma. Los Reyes quisieron convencer al pueblo de que su pobre hija no podía ser considerada responsable. Sin duda, había sido hechizada por los besos de su amado príncipe haciéndola incapaz de juzgar ni opinar.

Pobre princesa dormida, decían.

A pocos días del juicio, el fiscal, acobardado ante las presiones de sus majestades, no quiso escuchar la voz del pueblo y decidió ni tan siquiera investigar a la princesa. Los habitantes del reino, intuyendo ya que aquel sería otro juicio sin castigo ni justicia, se unieron en un movimiento único, algo desorganizado, a ratos con cierta violencia, pero tan sólido, que nada ni nadie pudo pararles los pies.

Y así, enarbolando la bandera de la república y gritando ¡justicia!, mujeres, hombres, ancianos y niños, todos, salieron a la calle y se apoderaron del Palacio Real. Despojaron a reyes y príncipes de sus absurdas coronas, títulos y privilegios, devolvieron el oro a enfermos crónicos y niños con cáncer, a hospitales y colegios y colocaron la bandera de la república en el punto más alto del reino para que se viera desde todos los rincones del mundo.

Y colorín, colorado, la monarquía en este reino se ha acabado.